2 excelentes ideas para regalar en San Valentín

Cada vez falta menos para San Valentín y si aún no tienes ninguna idea, ¡no te desesperes! Las cajas para tartas son una excelente forma de organizar un paquete para regalar a esa persona especial o a quien tú decidas. Simplemente toma nota de estas ideal y pon manos a la obra.

1.      Caja para tartas con sorpresas para el desayuno

Comienza la mañana con una caja para tartas repleta de sorpresas para el desayuno como dos mini tartas con dos cupcakes de vainilla y algunas galletas. Para hacerla, necesitarás:

  • Una caja para tartas de 32 x 32 x 11.5
  • 12 Galletas de chocolate
  • 3 tazas de nata
  • ¾ taza de azúcar glass
  • Adornos de azúcar en cantidad suficiente (también puedes usar desde purpurina hasta confites)

Simplemente monta la nata con el azúcar glass con una batidora a velocidad media/ alta hasta lograr que se formes picos firmes. Coloca en una manga pastelera y, a continuación, toma una de las galletas y colócale la nata montada. Ponla en una base del tamaño adecuado y apoya la galleta (la nata servirá ára que la mini tarta no se mueva).

Después, coloca nata montada sobre la galleta, distribuye con un cuchillo y pon otra galleta encima. Repita hasta obtener la altura que quieras (alrededor de 6 galletas por mini tarta). A continuación, coloca un poco de nata montada en las paredes exteriores de la mini tarta y distribuye con ayuda de una espátula. Refrigera en la nevera por 3 horas como mínimo. Luego, simplemente decora como quieras.

Añade a la caja unas galletas como las que ya te hemos recomendado previamente, e incluye dos cupcakes de vainilla. Para hacerlos, simplemente utiliza:

  • 225 gramos de mantequilla
  • 225 gramos de azúcar
  • 225 gramos de harina leudante
  • 4 huevos
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • Una pizca de sal

Precalienta el horno a 175ºC y coloca las cápsulas en el molde. En un bol coloca la mantequilla, el azúcar, el extracto de vainilla y la sal. Bate hasta blanquear. Sin parar de hacerlo, integra los huevos previamente batidos. Luego, tamiza la harina encima de la mezcla e integra.

Coloca la masa en cada molde y hornea por entre 15 y 20 minutos. Espera a que se enfríen y decora con buttercream.

2.      Tarta de queso para el postre del almuerzo

¿Te toca trabajar el próximo 14 de febrero? Entonces envíale a tu amor una tarta de queso en una hermosa caja para tartas. Para hacerlo, prepárate consiguiendo los siguientes ingredientes:

  • Para la corteza:
    • 6 cucharadas de mantequilla sin sal, derretida
    • 3 cucharadas de azúcar
    • 1 taza de chocolate migas de galletas de chocolate
  • Para la base:
    • 340 gramos de queso crema
    • ⅓ de taza más 2 cucharadas de crema agria
    • 1 huevo
    • ½ taza de azúcar
    • 2 cucharadas de jugo de limón recién exprimido
    • Ralladura de 1 limón
  • Para la salsa de fresas
    • 2 tazas de fresas congeladas
    • 1 taza de azúcar
    • ¼ de taza de jugo de limón recién exprimido
    • 1 cucharada de maicena
    • 1 cucharada de agua fría

Para comenzar a preparar la corteza de la tarta, precalienta el horno a 180 grados y rocia con Easy Bake el molde que vayas a utilizar. En una procesadora de alimentos, coloca las galletas y tritura hasta que se hagan migas. Colócalas en la base del molde y añade el azúcar y la mantequilla. Mezcla hasta integrar y, después, hornea por 15 minutos. Finalmente, deja enfriar y reduce el horno a 140 grados. ¡NO LA SAQUES DE SU MOLDE!

Después, en un cazo aparte, calienta las fresas, el azúcar y el jugo de limón hasta que se suavicen. Luego, tritura las fresas y hazlas puré. Cola las fresas para quitarles la espuma y las semillas. A continuación, llévalas a calentar a fuego medio. En un recipiente aparte, mezcla la maicena con el agua fría hasta obtener un contenido acuoso. Una vez las fresas hiervan, coloca la mezcla de maicena y deja hervir (se espesará arriba). Retira del fuego y coloca la preparación en otro recipiente para llevarlo a la nevera por 10 minutos.

Para la base de la tarta de queso, utiliza la procesadora con el queso crema hasta que esté suave. Añade la crema agria, el huevo, el azúcar, el jugo de limón y la ralladura de limón. Procesa de nuevo hasta que quede suave y completamente integrada.

Para ensamblar, saca la corteza de la nevera y coloca la base encima. Agita un poco el molde para evitar burbujas de aire y, a continuación, coloca la salsa de fresas en una manga pastelera con una boquilla de punta muy fina. Haz pequeños puntos sobre la tarta y utiliza un palillo para darle forma de corazón.

Introduce la tarta de queso en el horno y cocina por poco más de una hora (hasta que los bordes estén listos). Apaga el horno y mantén la tarta allí por 2 horas. Luego, coloca en la nevera por otras 2 horas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *