2 tartas para las que necesitarás comprar fondant

Nada mejor que una deliciosa tarta, más aún con el invierno en pleno apogeo. Estas dos tartas se convertirán en tu máxima tentación, sin embargo, si aún no te sientes con mucha confianza con el fondant, comprarlo es la mejor opción.

Tarta de fresa gigante

Esta tarta en forma de fresa gigante es una excelente opción para decorar la cocina o para un cumpleaños infantil. Tiene un relleno sorpresa que dejará a todos más que felices y a ti te brindará una enorme satisfacción. Para hacerla necesitarás:

  • 90 gramos de Harina
  • 100 gramos de Azúcar
  • 1 cucharada de leche
  • 20 gramos de mantequilla
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 3 huevos

Para hacer esta receta, precalienta el horno a 160 grados y cubre un molde en forma de corazón con papel encerado. En un robot de cocina, bate los huevos con el azúcar hasta espumar la mezcla. Una vez suceda esto, coloca sobre una olla y está dentro de otra con agua. Bate hasta que se espese y la mezcla se triplicará en volumen.

Luego, retira la olla del agua y deja que se enfríe. Mientras esperas, derrite la mantequilla con la leche. A continuación, incorpora el extracto de vainilla a la mezcla de huevo y bate hasta que se integre. Cierne la harina dos o tres veces e incorpora en 3 porciones de a poco al huevo que bates de forma envolvente.

Una vez incorporada toda la harina, agrega lentamente la mantequilla con la leche y continúa batiendo de forma envolvente. Finalmente, coloca en el molde y hornea por 25 minutos. También puedes realizar la prueba del palito: Colócalo en el medio de la preparación y si sale seco, ya está listo.

Una vez saques la tarta del horno, dale unos golpes sobre una superficie dura para evitar que se baje. Deja enfriar en una rejilla.

Mientras esperas, prepara una crema de queso. Para ello, necesitarás:

  • 100 gramos de mantequilla a temperatura ambiente
  • 225 gramos de azúcar impalpable
  • 170 gramos de queso crema
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla

Con una batidora eléctrica o un robot de cocina, bate la mantequilla y el queso crema hasta que la mezcla esté bien suave y esponjoso (entre 2 a 3 minutos). Baja la velocidad y agrega el azúcar, de a media taza a la vez. Por último, añade la esencia de vainilla, y bate hasta que esté bien homogénea y suave.

Una vez el bizcocho este frío, corta con una lira para tartas una capa superior y una inferior, dejando el medio entero. Corta el centro con un cortante de corazón más pequeño. Unta con crema de queso las capas que cortaste inicialmente, y en una base de tarta coloca la primera capa. Luego, también rellena el centro, pero añade fresas (pueden ser enteras o cortadas en pedazos). Monta la tarta y cubre la superficie total con crema de queso.

Compra fondant rojo y verde. Con el primero, cubre la tarta. Modela el fondant verde y colócalo en la parte superior de la tarta. Finalmente, dale los detalles finales a la tarta con una esteca para que la superficie parezca tener semillas.

Tarta multicolor estilo años 60

Las tartas multicolor estilo años 60 son muy bonitas y coloridas tanto para un cumpleaños como para una tarde de té. ¿Has probado el fondant de malvaviscos? Tienen un gusto increíble y le dan un toque especial a la tarta. Para hacerlo, puedes comprar fondant blanco con sabor a marshmallow y teñir de los diferentes colores o comprar fondant de color y agregarle malvaviscos a la mezcla.

Para preparar esta tarta necesitarás:

  • Preparado para bizcocho color azul, rojo, naranja, verde y amarillo
  • Huevos
  • 5 moldes de layer cakes
  • Fondant sabor marshmallow de color azul, blanco (bastante cantidad) rojo, naranja, verde y amarillo. No es necesaria una gran cantidad de fondant de colores, sí de blanco.

Comienza precalentando el horno a los grados indicados en el envase del preparado de bizcocho. En 5 bols diferentes, mezcla los huevos con el preparado y coloca en los moldes de layer cakes. Una vez horneados, coloca en una rejilla para que enfríen.

Desmolda los bizcochos y monta la tarta con el relleno que quieras (puedes utilizar chocolate, por ejemplo). Por último, forra la tarta con ganache de chocolate y lleva al refrigerador.

Amasa el fondant blanco y cuando esté bien blando, divide en dos partes. Toma una de las partes y dale forma de salchicha (de 30 o 40 centímetros de largo y bien finita). Haz lo mismo con la otra parte del fondant blanco. Dale la misma forma a los otros trozos de fondant de colores.

Coloca las tiras/salchichas de a dos colores y sitúa el fondant blanco encima. De esta forma, quedarán dos grupos de dos tiras de color y una blanca. Agrupa los dos grupos y enreda. Una vez todo quede bien acentuado, dobla y repite la acción. Finalmente, forma una bola y comienza a amasar. Para ayudarte, coloca maicena sobre una superficie plana y utiliza un palo de amasar.

Cubre la tarta con el fondant y corta los excedentes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *