3 galletas que debes que tener siempre en casa

¿Te han llegado personas de improvisto a casa y has tenido que correr a la tienda rápidamente para salvar la situación? ¡Nada pero que los que llegan sin avisar! Por eso, estate atenta a tener estos cortadores de galletas para siempre tener a mano algo para compartir con amigos y familiares.

1.      Galletas de mantequilla tradicionales con cortador para galletas Flor

Estas galletas te sacarán de apuros con cualquier persona, ya que son fáciles de hacer, y se adaptan a cualquier ocasión. ¡No hay forma de que no le gusten a alguien! Para hacerlas, utiliza un cortador para galletas Flor de Wilton y consigue los siguientes ingredientes:

  • 225 gramos de mantequilla
  • 200 gramos de azúcar glass
  • 450 gramos de harina
  • 1 huevo
  • 2 cucharadas de aroma de vainilla
  • 1 cucharada de levadura en polvo
  • 1/2 cucharada de sal

Ablanda la mantequilla y precalienta el horno a 180 grados. ¡También recuerda forrar la bandeja con papel de horno! Para comenzar, coloca la mantequilla y el azúcar glass en un robot de cocina y bate por un minuto. Una vez la mezcla esté cremosa, añade el huevo, la sal y el aroma. Continúa batiendo.

En un recipiente aparte, tamiza juntas la harina y la levadura. A continuación, integra a la masa principal. Bate hasta que se integre bien todo y, luego, saca del robot. Envuelve en film transparente y coloca en el frigorífico por 4 o 5 horas.

Una vez pasado este tiempo, corta la masa a la mitad y coloca una parte sobre papel de horno. Ablándala un poco golpeando la masa con el rodillo. Coloca un poco de papel de horno sobre la masa y amasa hasta lograr un espesor de 6 milímetros. Pasa una espátula por debajo de la masa para que no se pegue ni se deformen cuando las hornees.

A continuación, corta la masa con el cortador para galleras Flor de Wilton. Coloca cada galleta cruda sobre la bandeja forrada. Recuerda dejar un poco de espacio entre cada una. Hornea por 7 minutos y, después, coloca sobre una rejilla. Una vez frías, guarda en un frasco.

2.      Galletas de limón con cortador para galletas Óvalos

Para acompañar el té o el café, unas galletas de limón son ideales. Especialmente ahora que se acerca la primavera y los cítricos serán tendencia. Para hacerlos, consigue un cortador para galletas Óvalos PME (vienen con 6 unidades de diferentes tamaños, así que podrás variar un poco). En cuanto a los ingredientes, reúne:

  • 2 barras de mantequilla sin sal, ablandada
  • 1 taza de azúcar
  • 2 cucharadas de ralladura de limón
  • 2 huevos
  • 2 cucharadas de jugo de limón fresco
  • 1 cucharadita de aroma de vainilla
  • 3 ¼ tazas de harina
  • 1 cucharadita levadura en polvo
  • ¼ de cucharadita de sal

En un bol grande, bate la mantequilla, el azúcar y la ralladura de limón con un batidor eléctrico hasta que la mezcla esté suave y esponjosa. Luego de 2 o 3 minutos, añade los huevos, el jugo de limón, y la vainilla. Bate a velocidad media hasta que todo se incorpore.

Por otra parte, en un bol mediano, tamiza y mezcla la harina, la levadura y la sal. A velocidad baja, bate la mezcla de harina en la mezcla de mantequilla. Batir hasta que se integren. Estira la masa hasta obtener unos 5 centímetros de ancho Envuelve en papel film y refrigera durante 1 hora aproximadamente.

Precalienta el horno a 190 grados. Además, papel de horno sobre la bandeja sobre la que hornearás las galletas. Retira la masa de la nevera. Luego, estira la masa hasta que sea de medio centímetros de espesor con el cortador para galleta. A continuación, coloca en la bandeja con espacio entre cada una. Hornea en el estante medio del horno durante unos 10 minutos o hasta que los bordes estén ligeramente dorados. Deja enfriar sobre una rejilla.

Una vez fría, puedes decorar con una mezcla de 2 tazas de azúcar glass y 3 cucharadas de jugo de limón. Almacena en un frasco.

3.      Galletas bicolor con cortador para galletas de hipopótamo

Si tienes amigos y conocidos con niños pequeños, siempre es una buena opción tener algunas galletas en forma de animales. Y ya que vas a animar a los pequeñitos, anímate a hacerlas bicolor. ¿Cómo? Consigue los siguientes ingredientes:

  • 200 gramos mantequilla
  • 200 gramos de azúcar blanca
  • 220 gramos de azúcar negra
  • 1 cucharadita de aroma de vainilla
  • 480 gramos de harina
  • 2 cucharaditas de levadura en polvo
  • 1 pizca sal
  • 3 huevos batidos
  • Chocolate negro para derretir

Precalienta el horno a 190 grados. En un bol grande, bate la mantequilla y el azúcar blanca hasta obtener una mezcla cremosa. Luego, añade lentamente la azúcar negra y el aroma.

En otro recipiente, tamiza la harina, la levadura y la sal. Integra al bol grande alternando con los huevos batidos.

A continuación, coloca la masa en una superficie enharinada y amasa. Separa la masa en dos y reserva una en el refrigerador. La sobrante, sigue amasándola hasta obtener un grosor de medio centímetro. Corta con el cortador para galletas de hipopótamo Stander y hornea sobre una placa engrasada con mantequilla o con Easy Bake por entre 8 y 10 minutos. Retira del horno y enfría sobre una rejilla.

Una vez estén frías, hunde cada galleta hasta la mitad en chocolate negro fundido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *