3 mini tutoriales que puedes hacer comprando fondant

El fondant es una pasta de azúcar tan maleable que puedes hacer lo que se te ocurre con ella. Algunas principiantes pueden llegar a pensar que es difícil, pero la realidad es que con algunas indicaciones podrás hacer cosas que no te imaginas. Por eso, deja que tu artista interior se apodere de ti, compra fondant de todos los colores y lánzate a la aventura con estos 3 mini tutoriales.

1.      Cesta de campo de fondant

¿Te imaginas una tarta inspirada en el estilo rústico? Nada mejor que decorarla con una cesta de campo hecha 100% de fondant para que corone la tarta o simplemente decore la mesa. Para hacerla, hazte con los siguientes ingredientes:

  • Fondant de color marrón o del color que elijas
  • Un cortante redondo del mismo diámetro que un vaso
  • Un vaso forrado con papel de film transparente
  • Set básico de estecas
  • Un pincel
  • Adhesivo comestible

Para comenzar, amasa el fondant sobre maicena y corta con el cortante un circulo que hará las veces de base para la cesta (el tamaño variará según el tamaño de la cesta, tomamos como ejemplo una pequeña). A continuación, haz “chorizos” trenzados y colócalos alrededor del vaso. Una vez llegues arriba, haz dos trenzas más que funcionaran como asas de la cesta y aplana sus extremos con la esteca. Pega las dos asas con un poco de adhesivo comestible y la ayuda del pincel. Finalmente, retira el vaso con cuidado y deja secar.

Consejo: Si vas a hacer una cesta más grande, puedes ayudarte de un molde para bizcocho redondo que sea lo suficientemente alto como para hacer la cesta más real.

2.      Búho de fondant

Los búhos están de moda entre los cumpleaños de pequeños y con este tutorial no te quedarás atrás cuando te pidan que incluyas algunos en tartas o sobre los cupcakes. Aunque parezca que si, en realidad no son difíciles de hacer, solo necesitás:

  • Fondant marrón
  • Fondant rosa
  • Cortante pequeño en forma de corazón
  • Adhesivo comestible
  • Pincel
  • Cortante en forma de hoja pequeña
  • Estecas
  • Fondant blanco
  • Cortante redondo y ondulado
  • Cortante redondo de diferentes diámetros
  • Fondant negro
  • Fondant naranja

Comienza amasando el fondant marrón y dale forma de huevo. Este será el cuerpo del búho. Deja reposar.

Luego, amasa el fondant rosa y corta con el cortante en forma de corazón dos veces. Ponlos al revés y corta lo que normalmente sería la parte de debajo de los corazones. Puedes apartar el resto del corazón porque lo que cortaste serán las orejas. Pega las orejas del búho al cuerpo con ayuda de un pincel y adhesivo comestible.

A continuación, haz las alas ayudándote de un cortante en forma de hoja. Amasa más fondant rosa, estira y corta 2 “hojas”. Luego, corta un pequeño extremo, dale forma más suave con una esteca. Reserva.

Luego, con fondant blanco haz el pecho del búho. Corta con un cortante redondo y ondulado. A continuación, corta el centro con un cortante redondo. Con una esteca para cortar, corta un extremo y, luego con otra esteca, dale aprieta entre medio de cada ondulación para hacer las plumas del pecho.

Coloca adhesivo comestible sobre el pecho del búho y pega lo que hiciste en el paso anterior como si se tratara del tutú de una bailarina clásica. También pega las dos alas que dejaste reservadas antes.

Por último, corta dos círculos con fondant blanco, y pégalos. Haz lo mismo sobre fondant negro para completar los ojos y añade un poco de fondant blanco para darles más realismo. Para terminar, haz un triángulo de fondant naranja y pégalo de forma invertido sobre la cara del búho. Haz las pequeñas patas con el mismo color de fondant, pégalas.

3.      Mini Moana de fondant

Moana es todo un éxito y los pequeños piden a gritos que integre sus cumpleaños y celebraciones. Puede resultar algo difícil porque es una cara, por lo que este tutorial requiere que tengas cierta experiencia. Para hacerlo necesitarás:

  • Fondant marrón
  • Palitos para pinchar
  • Estecas
  • Fondant blanco
  • Adhesivo comestible

Haz una bolita con fondant marrón y pínchala con un palito. A continuación, modelan la cara con la esteca de bolilla para los ojos. Coloca dos bolitas de fondant blanco en el espacio para los ojos. Añade algo de fondant marrón alrededor los ojos y modélalo para integrarlo a la cara.

A continuación, con la esteca, haz la nariz característica de Moana. Luego, haz la boca de la niña con mucho cuidado de no cortar demasiado o de dejarla con unos labios muy grandes.

Por otro lado, corta dos trocitos de fondant marrón para formar las orejas. Modélalas, pégalas con adhesivo comestible y dale los últimos detalles.

Para el cuerpo, haz un cono con fondant marrón e inserta en un palito. Luego, modélale el cuerpo con ayuda de las estecas (recuerda detalles como el ombligo, ya que solo usa una especie de pañal para cubrirse). Haz los brazos y las piernas aparte, pégalos al cuerpo, modélalos, y haz lo mismo con las manos y pies.

Para el cabello puedes usar fideos de chocolate color cacao, por ejemplo, o hacérselo con cabello de muñecas antiguas que tengas. Para finalizar, dale los toques finales a los ojos y el resto de la cara, pégale su característico collar, y, con un poco de gasa o una tela blanca que te sobre, haz el pequeño pañal.

Opcional: Incorpora algunos elementos como flores en el cabello o una tabla de surf.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *