3 razones para comprar fondant antes de San Valentín

¡El fondant es maravilloso! Puedes hacer de todo con él: Tartas, figuras comestibles, decoración de galletas, cakepops, etc. ¿Pero por qué comprarlo antes de San Valentín? Con estas 3 razones para comprar fondant antes de San Valentín, verás cómo vas derecho a nuestra tienda.

1.      Comprar fondant para: Hacer un delicioso lazo

¿Planeas una gran tarta o una pequeña? Entonces no puedes dejar de decorarla con un hermoso lazo. Por eso, no dudes en utilizar fondant para hacerlo, ya que no solo es fácil de modelar, sino también delicioso.

Para hacerlo, necesitarás:

  • Fondant para modelado rojo y blanco (o pasta de goma)
  • Rodillo para fondant
  • Alambres para flores
  • Esteca cuchillo
  • Azúcar glas
  • Un cortante de corazón
  • Rollo de papel de cocina
  • Papel de aluminio
  • Grapadora
  • Tijeras

Para hacerlo, comienza cortando el rollo de papel en rodajas. Luego, dobla la punta formando una solapa pequeña. Con la grapadora, une dándole forma a una gota, y después, recubre con papel de aluminio. Repite esto un total de 12 veces, o las que quieras (cuantos más lazos quieras, más tendrás que hacer)

Sobre una superficie plana y cubierta de azúcar glass, estira el fondant blanco con el rodillo y corta tiras de 2 centímetros de ancho aproximadamente. Forra cada uno de los moldes que hiciste con las tiras y une los extremos humedeciendo con un poco de agua. Deja secar por un día.

Estira de la misma forma el fondant rojo y utiliza un cortante de corazón para cortar. Pincha cada corazón con un alambre para flores. Deja secar. Esto será parte de la decoración del lazo, pero no es necesario si no quieres.

Una vez este todo el fondant seco y endurecido, monta el lazo sobre la tarta. Si está forrada con fondant también, usa pegamento comestible o agua para pegar cada lazo, pero si tiene cobertura de alguna crema, no será necesario.

Una vez formados los lazos de base, coloca los otros en el centro. Estos se apoyarán en los otros, pero puedes colocar pegamento comestible o agua para asegurarte que no se muevan. Arma todos los lazos y dale el toque final clavando los corazones en el centro.

Consejo: Pinta el fondant con un poco de CMC si quieres que llegue a estar un poco duro y el lazo se sostenga.

2.      Comprar fondant para: Modelar un adorable oso

¡Nada más adorable que un pequeño oso! Uno de los símbolos de San Valentín no puede faltar en tu mesa, o sobre tu tarta o cupcake. Por eso, pon manos a la obra y consigue los siguientes ingredientes:

  • CMC
  • Fondant del color que quieras el oso
  • Fondant negro
  • Rodillo para fondant
  • Almohadilla para modelar fondant
  • Set de estecas
  • Un palillo
  • Rotulador comestible color negro
  • Opcional: Cortante de corazón o de lazo pequeño

Para hacerlo, coloca un poco de CMC al fondant del color del que quieras hacer el oso. Forma una gran bola y, luego, aparta 4 bolas pequeñas para las piernas y brazos. A la bola más grande, dale forma de cono y deja aparte. Haz lo mismo con las demás.

Pega los conos más pequeños al más grande: Dos serán los brazos y los restantes, las piernas. Con la esteca de bolillo, dale forma a los 4 agujeritos que tienen los osos de peluche en las patas. Luego, con un palillo, marca una arruga en su barriga. Utiliza el mismo palillo para hacer de sostén de la cabeza. Haz una bola y forma la cabeza del oso.

Forma dos bolas pequeñas y haz un agujero en cada una con la esteca de bolillo. Estas serán la oreja. Pégalas con un poco de agua. Dale forma a otra bola pequeña y estira con el rodillo. Con la esteca de corte, haz una raya en la mitad. Con el bolillo marca el centro. Ésta será la boca del oso. Con el fondant negro, haz una bolita y colócala en la nariz.

Por último, con el rotulador pinta los ojos y, si quieres dale forma a un corazón o lazo para hacer del oso, un adorno más adorable.

3.      Comprar fondant para: Decorar galletas con la textura que quieras

Una hermosa manera de decorar las galletas en forma de corazón es con un exquisito fondant rojo o rosa. Claro que lograr esos colores con colorante es difícil, y por eso, la mejor opción es comprarlo listo para usar.

Para decorar las galletas, simplemente elige el texturizador que más te guste y amasa el fondant encima. Luego, recorta el fondant con los mismos cortantes que hayas usado con las galletas. Una vez tengas las galletas horneadas, píntalas con un poco de agua y pon el fondant encima. Deja secar.

También puedes usar moldes de encaje de diferente tipo para variar la decoración de las galletas, e incluso ser creativa y usar diferentes colores. Por ejemplo, galletas rojas con fondant texturizado blanco, utilizar fondant de encaje solo en algunas partes de la galleta, etc.

¡Lo más importante es que seas creativa con tus diseños y sorprendas a tu pareja con una preparación increíble!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *