Boquillas Rusas: las flores perfectas

Boquillas Rusas: las flores perfectas

Una de las novedades más útiles para la repostería que deberías adquirir son las boquillas rusas. Se trata de un utensilio que te servirá para dar un acabado perfecto en el decorado de tus cupcakes. Adiós al uso de mangas reposteras complicadas para el armado de flores perfectas, con esta herramienta podrás armar todo tipo de bouquets ya que tienen la forma perfecta de la flor que quieras crear.

Decorar un pastel nunca fue tan fácil, sigue estos consejos y descubrirás una nueva manera de impresionar a tus invitados, ya sea para un agasajo en particular o para incrementar las ventas de tu emprendimiento en pastelería, las boquillas rusas no te deben faltar.

Antes de comenzar

Te recomiendo que utilices una buttercream firme, de manera que te sea bien fácil trabajar con las boquillas rusas. Aquí te dejo una excelente receta sencilla para que consideres en el decorado de tu pastel:

Esta vez, trabajaremos con una crema de mantequilla helada, para una consistencia más sólida que sea fácil de usar. Separa esta preparación en tres recipientes con un colorante distinto para cada uno (Tres es el número ideal). Ahora que tienes un pocillo azul, uno rojo y uno rosa pasaremos a rellenar las boquillas rusas con la preparación. Procura utilizar tres modelos diferentes.

Organiza la distribución del decorado

Para una decoración más precisa, te recomiendo que distribuyas las formas y colores siguiendo algún tipo de orden. En este caso hemos intercalado las flores de una en una, es decir, que puedes dejar uno y dos espacios comenzando de adentro hacia afuera. Mantén presionada la manga con el preparado azul, con firmeza de abajo hacia arriba. Gira el pastel y ubica cada flor en diagonal hacia la derecha hasta completar la vuelta en las tres hileras. De esta manera, notarás que los espacios te darán una excelente distribución de las flores que le darán un toque fresco, natural y divertido a tu decoración. Con las otras dos boquillas rusas que quedan, realiza el mismo paso, ahora presionando la manga pastelera con una forma de flor distinta, al lado de las flores anteriores, es decir, en los espacios que habían quedado.

Ten en cuenta que la mejor manera de distribuir las flores consiste en intercalar las mismas de manera espontánea y salteada para que sea agradable a la vista y atractiva. Los tonos de cada color responderán a un molde repostero diferente, denotando una variedad interesante en el tipo de decoración que has elegido.

Si colocas las flores en un mismo sitio, uniéndolas por colores, darás la sensación de bouquet, lo que puede servir para un trabajado más fino. En esta ocasión, utilizamos un pastel grande, y aprovechamos las boquillas rusas al máximo, destacando todas las flores y colores elegidos.

Simula un jardín floreado, colorido, que invite a los comensales a disfrutar ese fantástico pastel que has decorado.

Boquillas Rusas las flores perfectas

Tipo de flores y tamaños

Debes tener en cuenta que si bien no te será posible verificar el tipo de flor antes de utilizar la manga, puedes probar en una servilleta de papel con un poco de preparación para clasificar con una etiqueta cada forma según gustes, logrando una decoración más precisa. Una vez clasificadas, puedes lograr un gran dominio de las boquillas rusas unificando el tamaño de las flores. Esto dependerá de la fuerza con que ejerzas presión y la altura que le des al decorado.

Trata de que sea siempre la misma, así lograrás que todas las flores tengan una altura y ancho similar. Esto también servirá para que la distribución del decorado sea adecuada. Procura elegir las formas sencillas para el centro y las complejas para los bordes, para que acaparen la atención.

Si bien estas mangas tienen el mismo diámetro, la diferencia en cada una se relaciona con la forma de los picos y el relleno colocado en cada una. Recuerda que la presión es lo que más influye en la terminación del decorado. Mientras más firmes estén tus manos, más parejo será el diseño de tus flores.

Al finalizar

Cuida tu set de boquillas rusas realizando un lavado adecuado de las mismas. Higieniza cada pieza y deja escurrir al aire libre, evitando secar con materiales que puedan dejar pelusas en las ranuras de los picos. La forma de limpieza ideal es el escurrido en una superficie limpia que puede ser plástica, extendidas en una mesada o sobre un papel absorbente. Evita que acumulen pelusa para que no encuentres pelos o grumos indeseados en tu próxima decoración.

Este fantástico utensilio de repostería no puede faltar en tu cocina si lo que quieres es decorar tus preparaciones con hermosas flores bien coloridas y con formas perfectas. Si no las tienes, haz un recorrido por la tienda y de inmediato podrás estar trabajando con esta herramienta de lujo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *