Colorantes alimentarios: todo lo que necesitas saber

en

Colorantes alimentarios: todo lo que necesitas saber

Este tipo de aditivos es muy utilizado en la cocina, en la industria alimentaria y  en la repostería y pastelería.

Su finalidad  es darle color a las preparaciones, ya sea con fines estéticos y de diseño, volviéndolos más apetitosos y haciéndolos más atractivos ante los ojos del consumidor; y también se los usa para recuperar el color de los alimentos durante el proceso de elaboración técnica e industrial, y posterior almacenamiento y conservación.

Los colorantes alimentarios son de dos tipos:

Naturales

Cuando el color lo proporcionan los mismos alimentos, y cuando su extracción se obtiene a partir de pigmentos vegetales.

Artificiales

Estos colorantes se obtienen mediante procesos químicos, tales como la tartracina y el amaranto; siendo añadidos a las preparaciones y a casi la totalidad de los productos alimentarios de tipo industrializado.

Colorantes alimentarios para repostería

Existen varios tipos de colorantes para repostería:

Colorantes en gel

Primero que todo, debes saber que los colorantes en gel no alteran la texturas de los bizcochos y de las cremas. Es recomendable utilizar este tipo de colorantes para todos los usos de fondant, pastas de azúcar, cremas, mazapán, natas montadas, pasta de goma y masas para bizcochos.

Es importante recordar que todos los colorantes poseen altos niveles de concentración, es por eso que para su uso debes añadir muy poca cantidad del gel colorante directamente sobre la crema o masa que deseas teñir, luego amasa normalmente hasta que puedas conseguir el color deseado; pero si lo que necesitas es mayor intensidad en el color, simplemente debes agregar un poco más del gel hasta llegar al tono deseado.

Los colorantes en gel vienen en presentaciones de tubo plástico y en un recipiente.

Colorantes en pasta

Los colorantes en pasta son de textura mucho más densa que los colorantes en gel.

Sus altos niveles de concentración, te permiten emplear pequeñas cantidades del producto, siendo más que suficiente para teñir tus preparaciones.

Los colorantes en pasta son muy intensos y profundos, por lo cual con tan solo una mínima cantidad del colorante en pasta y con la ayuda de un palillo, puedes amasar o mezclar perfectamente hasta obtener el color deseado.

Los puedes encontrar en prácticas presentaciones en bote.

Colorantes en polvo

Debido a su alta concentración de pigmentos, es muy fácil obtener colores con resultados muy intensos a cambio de usar muy pocas cantidades del producto.

 

Los colorantes en polvo son de gran utilidad para matizar, dar sombras y difuminar los dibujos y figuras en pastas de azúcar y fondant, obteniendo acabados más reales. Su uso es muy apetecido para proporcionar color a cualquier preparación sin alterar su composición.

 

Pero los colorantes en polvo son más difíciles de extender en las pastas de azúcar y en el fondant, sin embargo son de mucha utilidad para teñir masas para bizcochos y cremas.
Los colorantes en polvo se usan directamente sobre el fondant con un pincel seco para crear sombras, pero si se desea mayor humedad, se puede impregnar el pincel en alcohol alimentario (vodka) y se lo usa con pincel como colorante líquido.

 

Antes de aplicarlo, siempre debes quitarle el exceso del colorante con un papel de cocina seco, y posteriormente pintar con movimientos suaves. Si deseas profundizar el color de tus diseños, puedes aplicar una nueva capa repitiendo la operación y utilizando la misma técnica.

Colorantes aalimentarios en spray

Estos colorantes son de gran utilidad para la decoración de tartas y productos de pastelería. Vienen en colores de oro y plata para generar el efecto metalizado, y también puedes encontrarlos con efecto aerógrafo.

 

Son fáciles de usar y los efectos que se logran son realmente maravillosos.

Consejos de uso de los colorantes alimentarios

Antes de utilizar un producto nuevo para ti, debes leer completamente las indicaciones de la etiqueta, en este caso la de los colorantes alimentarios, así podrás tener en cuenta sus usos adecuados y sus contraindicaciones.

Como sabemos, los colorantes alimentarios artificiales son los más utilizados en la repostería, sobre todo en la decoración y en el diseño de todos los productos. Es muy importante saber que por ser artificiales, no debes abusar de ellos.

Si no tienes toda la gama de colores que deseas, no te hagas lío, porque puedes obtener todas las tonalidades de los colores que necesitas, es solo cuestión de mezclarlos entre sí.  .

Puedes utilizar guantes para aplicar los colorantes alimentarios, y así evitas teñirte las manos; pero si no los usas puedes retirar fácilmente los restos del colorante con agua caliente y jabón.

Recuerda que tú eres la pintora, la artista y tus preparaciones son tus lienzos, así pon un doble toque de amor y manos a la obra.

Colorantes alimentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *