Cómo preparar el cumpleaños número 18 perfecto: Las mejores velas para tartas

Los 18 años deben ser celebrados por lo alto, ya que marcan el inicio hacia la vida adulta. Por ello, mereces tener una comida y decoraciones acordes. Hoy te presentaremos algunas tartas y cupcakes con los cuales podrás festejar un maravilloso cumpleaños acompañado con las mejores velas.

Cupcakes de tiramisú

El tiramisú es un postre de origen italiano exquisito y que se puede volver un cupcake de cumpleaños perfecto. ¡Añádele una vela para tarta y listo! Para hacer esta receta, necesitarás:

  • Para la masa del cupcake:
    • 100 gramos de mantequilla
    • 100 gramos de azúcar
    • 2 huevos enteros
    • 100 gramos de harina
    • 2 cucharaditas de levadura en polvo
    • 2 cucharaditas de café
    • 1 cucharadita de aroma de vainilla
  • Para el frosting de tiramisú:
    • 1 clara de huevo
    • 2 yemas de huevo
    • 50 gramos de azúcar
    • 250 gramos de queso mascarpone
    • cacao en polvo para espolvorear

La elaboración es sencilla: Batir la mantequilla a velocidad media hasta llegar a una textura de pomada. Incorpora el azúcar hasta que quede integrado, y después los huevos uno a la vez. Añade el aroma de vainilla.

En un bol, mezcla y tamiza la harina con la levadura. Incorpora la mitad a la mezcla de la mantequilla, añade la cucharada de café y después, coloca la otra mitad de la harina. Mezcla hasta tener una masa homogénea.

Coloca las cápsulas de los cupcakes en una bandeja para hornear cupcakes y llena cada una hasta la mitad con ayuda de una manga pastelera. Coloca en el horno precalentado a 160 grados y hornea por 20 minutos. Deja reposar en el molde por unos 3 minutos, desmolda y deja reposar en una rejilla. A continuación, procede a decorar.

Para hacer el frosting, solo monta clara del huevo a punto de nieve y reserva. Después, bate las yemas con azúcar y, luego, añade el queso mascarpone de a poco. Incorpora la clara montada y mezcla a velocidad mínima.

Pon el frosting en una manga pastelera con la boquilla que quieras utilizar, tápala bien y déjala en el refrigerador por un par de horas. Justo antes de soplar las velas, monta el frosting y la decoración. Dale los toques finales espolvoreando cacao en polvo encima y sirve con una vela para tartas de los números 1 y 8. En los cupcakes restantes, puedes colocar una o más bengalas o algunas velas sin números para rellenar.

SONY DSC

Tarta de limón, yogur y frutos rojos

Esta tarta rica y elegante te dejará muy bien plantado frente a tus invitados, especialmente si organizas una cena o una fiesta. Para hacerla, necesitarás:

  • 120 gramos de mantequilla
  • 225 gramos de azúcar
  • 3 huevos (yema y clara separadas)
  • 220 gramos de harina
  • 1 cucharada levadura en polvo
  • 1 cucharadita de sal
  • 1/2 cucharadita de bicarbonato de sodio
  • 2 potes de yogur griegos
  • 1 taza de frambuesas
  • Para la crema de mantequilla de limón: 225 gramos de queso crema 225 gramos cucharadas de mantequilla, ralladura y jugo de 2 limones, una pizca de sal, 220 gramos de azúcar glas.

Para hacerla, precalienta el horno a 160 grados, y engrasa dos moldes para Layer Cakes de 20 centímetros de diámetro.

A continuación, bate la mantequilla y el azúcar hasta que se forme una masa suave y esponjosa. Incorpora las yemas de una y mezclando entra cada una. Añade la harina previamente tamizada, la levadura en polvo, la sal y el bicarbonato de sódico. Mezcla hasta que la masa esté totalmente homogénea. Incorpora el yogur y mezcla.

Bate las claras de huevo a punto de nieve y agregarlas a la masa de la tarta. Agrega los frutos rojos. Luego, divide la masa en partes iguales entre los moldes y hornea por entre 25 o 30 minutos, o hasta que un palito salga limpio. Deja que las tartas se enfríen en los moldes durante unos 10 minutos antes de desmoldar sobre una rejilla. A continuación, desmolda y deja enfriar.

Mientras esperas, comienza a hacer el frosting: Bate la crema de queso y la mantequilla hasta que la mezcla esté suave. Agrega la ralladura de limón y el jugo, junto con una pizca de sal. Incorpora lentamente el azúcar glas y mezcla hasta que no haya grumos. Bate a velocidad media durante un par de minutos hasta que el frosting esté suave y esponjoso.

Una vez estén frías, unta con la crema de mantequilla cada tarta y monta una sobre la otra. Decorala tarta con el frosting restante y como quieras. Para darle el toque final, coloca unas velas para tartas blancas, pero con algo de brillo o en degradé, ya que la ser una tarta blanca, se destacarán.

También puedes colocar unas velas que se “fundan” con ese blanco, pero para hacerla más apetitosa, coloca frutos rojos en la parte superior de la tarta. ¡Y a celebrar!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *