Cómo preparar un oso de peluche comestible para San Valentín

¡Para este próximo San Valentín, no esperes que te llegue a ti un oso de peluche y prepáratelo tú misma! Con las herramientas para tartas correctas podrás descubrir que preparar un oso de peluche comestible no es nada complicado. ¡Manos a la obra!

Paso 1: Planificar y preparar las herramientas para tartas necesarias

Para preparar esta tarta, en primer lugar, lo recomendable es que inicies unos tres días antes, en caso de que cualquier cosa salga mal. Teniendo en cuenta esto, comienza la etapa de planificación:

  • Toma un oso de peluche que tengas como referencia para no olvidarte de los pequeños detalles y como inspiración
  • Consigue una base cuadrada de tamaño mediano para hacer de soporte
  • Hazte con las herramientas para tartas que usarás: Lira para tartas, espátula cuchillo, pala, pilares para sostener pisos de tartas, tamiz, medidor, mangas pasteleras, una boquilla 2B de Wilton, robot de cocina, y los moldes (uno redondo desmoldable de 20 centímetros de diámetro, uno de molde de pelota 3D de Wilton, y dos de 15 centímetros redondos)

Paso 2: Prepara los bizcochos

Para preparar los bizcochos te recomendamos preparar unos bien cremosos, y por eso necesitarás:

  • Mantequilla para engrasar o Easy Bake
  • 250 gramos de mantequilla cortada
  • 200 gramos de chocolate negro (85% de cacao), picado en trozos grandes
  • 250 ml de café expreso fuerte recién hecho
  • 430 gramos de azúcar glas
  • 60 ml de whisky bourbon
  • 2 huevos
  • 300 gramo de harina
  • 2 cucharaditas de levadura en polvo

Antes de comenzar, recuerda que las medidas de esta receta no te alcanzarán para todos los bizcochos que necesitarás. Por este motivo, hornéalos de a uno y sin doblar la cantidad de ingredientes de la lista. Para empezar, precalienta el horno a 160 grados y cubre la base del molde con papel encerado y los lados con papel para hornear antiadherente.

Después, en un cazo, Coloque la mantequilla, el chocolate y el café en una cacerola a fuego lento. Cocine, revolviendo, durante 5 minutos o hasta que el chocolate se derrita y la mezcla esté suave. Retire del fuego y deje reposar por 5 minutos para enfriar. Vierte la mezcla de chocolate en un tazón grande.

Luego, añade el azúcar, los huevo y el bourbon. Utiliza un robot de cocina para batir hasta que se mezclen bien. Tamiza la harina y la levadura en polvo sobre la mezcla de chocolate y mezcla en el robot hasta que estén bien mezclados. Vierte en el molde preparado. Hornear durante 1 hora y 1/4 o hasta que, al insertar un palillo en el medio, este salga seco. Si se hornea demasiado y aún está crudo, coloca papel antiadherente encima. Luego de cocinar, saca del horno y deje reposar por 1 hora para que se enfríe. Desmolda sobre una rejilla hasta que esté frío. Envuelve en papel de film y coloca en la nevera por 24 horas para que se asiente el sabor.

Paso 3: Modela los bizcochos

Para modelar los bizcochos, utilizarás algunas de las herramientas para tartas básicas: Lira, una espátula cuchillo y unos pilares para montar los pisos.

Comienza emparejando la tarta de diámetro más grande, ya que esta constituye el cuerpo del oso. Coloca sobre la base redonda, y después, con ayuda de los pilares, coloca una de las partes del bizcocho en forma de pelota encima (viene dividido en dos partes, pero las montarás de forma diferente a como lo harías normalmente). A continuación, pincha los pilares y coloca la otra parte del molde de pelota. De esta forma, tendrás montado el cuerpo y la cabeza del oso.

Aparte, modela los bizcochos más pequeños dividiendo cada uno en tres partes: Por un lado, las manos y piernas, y por el otro, las orejas. Algunas personas utilizan una mezcla de buttercream con migas del bizcocho para hacer las manos, los pies y las orejas del oso, ya que pesa menos y es más sencillo de modelar que el bizcocho solo. Para colocar los brazos y que no se caigan, ayúdate con unos pilares.

Paso 4: La cobertura de la tarta

Para cubrir la tarta antes de decorar es necesario que prepares un frosting con nata y chocolate blanco. Mezcla ambos ingredientes y bate hasta que se haga cremoso. Una vez logrado, incorpora a una buttercream hasta que el frosting esté listo (es decir, cremoso, pero con cuerpo). Cubre toda la tarta con esta preparación vertiéndola desde arriba y emparejando con ayuda de una espátula.

Paso 5: Modela los detalles con fondant y decora

Para hacer algunos de los detalles del oso será necesario modelar un poco de fondant del color que desees que sea tu peluche comestible. Necesitarás cortantes redondos de tamaño pequeño para formar los detalles de las orejas, el hocico y boca, y los detalles de las patas. Además, forma un triángulo invertido para la nariz. Puedes pegarlo con la cobertura o con buttercream.

Por último, prepara otra vez la cobertura del paso 4 y tíñela del color que desees tu oso. Colócala en una manga pastelera y deja reposar un poco. Una vez esté bien fría, coloca de poco en el cuerpo de tu oso de peluche comestible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *