Cupcakes Red Velvet para San Valentín

Se acerca San Valentín y he pensado en hacer las típicas cupcakes red velvet pero con una decoración acorde al día de los enamorados.

cupcake red velvet

El red velvet es un bizcocho muy popular en norteamérica y su característica más peculiar es un fuerte color rojo. Se suele servir acompañado de crema de queso y la combinación resulta perfecta. Por eso he preparado una crema de queso para decorar las cupcakes. Unos corazones de fondant rojo terminan esta decoración que espero que os guste.

Ingredientes para las cupcakes:

Preparación de las cupcakes

Poner una cucharada de zumo de limón en la leche, remover y dejar reposar 10 minutos. Incorporar el cacao a la harina y mezclar. Tamizar la mezcla resultante y reservar. Poner el aceite en un bol, añadir el azúcar y mezclar con la batidora de varillas. Añadir el huevo y una cucharadita de extracto de vainilla y batirlo todo. Incorporar un tercio de la harina y mezclar, incorporar un tercio de la lecha y seguir mezclando. Continuar así hasta acabar con la harina y la leche.

Mezclar una cucharadita de bicarbonato y una cucharadita de vinagre blanco, remover un poco y añadir inmediatamente al bol. Integrar todo con la batidora. Por último poner un poquito de colorante rojo kopykake y mezclar. Veréis como enseguida toma un intenso color rojo.

Rellenar las cápsulas a ⅔ de su capacidad. Hornear a 170ºC durante 20 minutos. Dejar enfriar.

En el caso que lo veáis dificil también tenemos un preparado de Red Velvet de la marca Funcakes muy sencillo de elaborar.

cupcakes red velvet

Ingredientes para la crema de queso

  • 125 g de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
  • 200 g de queso crema
  • 200 g de azúcar glas

Preparación de la crema de queso

Poner la mantequilla en un bol y batir. Añadir la crema de queso y mezclar bien. Finalmente añadir el azúcar glas e integrarlo todo. En poco tiempo adquirirá una textura cremosa.

Decoración

Estirar un poco de fondant rojo y cortar corazones de diferentes tamaños. Poner la crema de queso en una manga pastelera y decorar los cupcakes. Esta vez me he pasado al llenar las cápsulas y me ha salido un copete, no hay problema, se corta y se utiliza para el desayuno o la merienda.

Finalmente poner los corazones de fondant sobre la crema y a disfrutar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *