Nata Vegatal Puratos Ambiante

La crema vegetal que os muestro en el vídeo tiene un montón de propiedades: tiene muy poca grasa y al ser vegetal, la pueden tomar las personas intolerantes a la lactosa y las veganas. No tiene casi azúcar y desprende un suave aroma avainillado, es muy fácil de montar, triplica su volumen cuando la batimos y además resulta muy sencilla de aplicar con manga pastelera.

nata vegetal ambiante puratos

Para poder trabajar con ella debe estar por lo menos 24h en la nevera. También aguanta perfectamente temperaturas elevadas y no pierde volumen después de puesta en la tarta o cupcakes. Otra propiedad de esta crema es que la podéis congelar sin problema, después simplemente la dejáis descongelar y la volvéis a batir ligeramente. Finalmente si queréis darle un toque podéis añadir otros sabores como por ejemplo, sirope de fresa, de chocolate, mermelada, queso…

Estuve pensando qué podría hacer para usar esta crema y me decidí por una sencilla tarta de trufa.

Ingredientes

  • 3 discos de bizcocho base (el que más os guste)
  • Almíbar de vainilla
  • 200 g de crema vegetal Puratos Ambiante Topping
  • 20 g de cacao sin azúcar
  • 250 g de crema vegetal Puratos Ambiante Topping para la cobertura

Preparación

Montamos los 250 g de crema vegetal para la cobertura y reservamos, ahora montamos el relleno, ponemos el cacao sin azúcar en el bol de la batidora, añadimos los 200 g de crema vegetal, montamos y reservamos.

nata vegetal ambiante puratos 2

Montaje de la tarta

Calamos los discos de bizcocho con almíbar, ponemos el primer disco en la base para la tarta, rellenamos con la crema de trufa intentando que tenga el mismo grosor por todos los lados y ponemos el segundo disco, y volvemos a repetir la operación y finalmente con el último disco.

nata vegetal ambiante puratos 3

Para la decoración ponemos una generosa capa de cobertura en la parte superior, repartimos y alisamos por toda la superficie, después ponemos por los laterales de la tarta, dejando también una buena capa de cobertura. Alisamos bien toda la tarta y decoramos la parte superior con la ayuda de una manga pastelera utilizando los restos de la crema, podéis usar la boquilla que más os guste.

Como podéis ver el resultado es fantástico, se trata de una crema muy a tener en cuenta para vuestras creaciones.

Espero que os guste

Un saludo

Concha de Azúcar con amor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *