Obleas comestibles

 Obleas comestibles

¿Qué tan difícil resulta plasmar todos los diseños, en los productos de repostería que comes a diario? Lo que muchos no saben es que, precisamente muchas de esas imágenes perfectas que decoran todos esos deliciosos postres no son más que fotos reales de personas, de situaciones específicas, de lugares y hasta dibujos personalizados, o lo que un repostero denominaría una oblea o impresion comestible, porque la repostería está a la vanguardia y  también avanza de la mano de la tecnología.

¿Qué son las obleas comestibles?

Si haces parte del grupo de personas que nunca habías oído hablar de las obleas comestibles, aquí te lo explicamos.

Para empezar digamos que las obleas comestibles se refiere, a la impresión de fotos, dibujos y de todo tipo de diseños usando tinta comestible, sobre papel comestible y utilizando impresoras para tinta comestible.

El papel comestible puede estar elaborado a base de arroz, fécula o harina, siendo esta última la de mejor calidad a la hora de imprimir fotos, dibujos, textos y demás diseños, porque la calidad del estampado sobre la harina es excelente, los colores son brillantes, es suave, flexible, fácil de manejar y las imágenes se pueden imprimir en alta definición evitando que se distorsionen. El papel comestible se puede encontrar en tamaños A3, A4 y A5.

La tinta comestible está fabricada a base de colorantes vegetales para alimentos, y si cuentan con la aprobación de todos los registros sanitarios son seguras para comer.

Para imprimir, debes utilizar una impresora cuya marca y modelo se adapte al papel comestible y al cabezal de la tinta comestible; eso sí, debes recordar que es muy recomendable utilizar una impresora nueva o de uso exclusivo para la cocina, pero si vas a usar cualquier impresora debes proceder a realizar una limpieza muy profunda y exhaustiva del aparato, utilizando limpiadores no tóxicos y/o contaminantes.

¿Qué puedes hacer con una oblea comestible?

Deja volar muy alto tu imaginación porque puedes explorar todo lo humanamente posible, plasma las fotos, dibujos, íconos, logos, textos, con o sin fondos y todas las ideas que quieras expresar, para decorar de manera creativa y con estilo propio tus tartas, pastelillos y galletas en el menor tiempo posible, a un bajo costo y sin mayores  complicaciones.

No te preocupes por la forma, el tamaño y la textura de la preparación que elijas para decorar, porque las impresiones se las puede hacer de forma completamente personalizada y según los requerimientos específicos de cada producto.

¿Cómo se adquieren?

A diferencia de lo que puedes estar pensando, son muy fáciles de adquirir acá en Formycake. Solo tienes que enviar mediante correo electrónico el archivo que contenga la foto, dibujo, texto, ícono, logo o lo que quieras reproducir, con las especificaciones que necesites y que se adapten al postre que quieras decorar.

Una vez realizada la impresión, te enviaremos mediante correo tradicional la oblea comestible impresa a la dirección que nos indiques.

Técnicas y trucos

Con las obleas comestibles puedes pegar, recortar y hasta interponer una figura encima de otra, para lograr hacer tus figuras favoritas en tercera dimensión.

Debes tener en cuenta que si se trata de una preparación con fondant, debes aplicar pegamento comestible y luego fijar la oblea. El procedimiento se debe realizar de esta forma porque el fondant es bastante seco.

Pero si la tarta o galleta está recubierta con crema, chocolate o glasé, tan solo deja caer cuidadosamente la oblea sobre la preparación y esta se fijará fácilmente. No te preocupes si el glaseado se ha endurecido, solo tienes que humedecerlo con un poco de agua y luego fijar la oblea.

También puedes pintar con gelatina tus preparaciones, esta actuará como pegamento y luego será muy fácil fijar las impresiones comestibles.

¿Deseas que las obleas sean brillantes? Utiliza la gelatina con este objetivo. Con un pincel, recubre la impresión con gelatina una vez que la hayas fijado sobre la tarta. Otra opción es utilizar un spray abrillantador o barniz para alimentos y obtendrás los acabados perfectos que esperabas.

No se debe aplicar una oblea comestible sobre nata, porque al contener un alto porcentaje de humedad, la impresión tenderá a arrugarse y dañarse, sin que antes hayas alcanzado a disfrutarla.

No tienes ningún problema si necesitas guardar en una nevera no frost una tarta con una oblea comestible, solo tienes que protegerla de la humedad y meterla dentro de una caja.

También puedes guardar y reservar sin problemas tus obleas comestibles en bolsas con cierre hermético, en lugares secos y fuera del alcance de la luz para que no se arruinen los colores.

Así que llegó el momento de expresar tus sentimientos, demostrar tus afectos y exhibir todas tus capacidades artísticas para sorprender a las personas que amas, porque con la decoración digital ahora puedes apoyar tu creatividad y tu talento.

Obleas comestibles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *