Top 5 de rellenos para complementar tus preparados de bizcochos

Las tartas son deliciosas en parte gracias al bizcocho, pero también debido a los rellenos. Por eso, nos hemos puesto en la difícil tarea de construir un top 5 de rellenos para complementar un simple preparado de bizcocho que puedes conseguir en nuestra tienda. ¿Te animas a probar algunos de estos?

1.       Mousse de café para preparados de bizcochos sabor vainilla

Aunque generalmente se usa en tartas frías, la mousse de café queda excelente como acompañante de un bizcocho de vainilla. Para hacerla, simplemente necesitarás:

  • 250 gramos de nata
  • 150 gramos de azúcar
  • 40 ml de agua
  • 8 gramos de gelatina sin sabor
  • 4 gramos de café instantáneo
  • 6 yemas
  • 2 huevos

En un bol coloca el agua con la gelatina sin sabor. También, diluye el café con una cucharadita de agua. En otro recipiente, bate la nata a medio punto, agrega el café diluido, bate nuevamente y guarda todo en el refrigerador.

Prepara almíbar tipo bola con una medida de agua y azúcar. En un bol aparte bate las yemas con los huevos hasta que tengan una consistencia espumosa. Vierte sobre los huevos el almíbar caliente y bate hasta que enfríe.

Lleva la gelatina al fuego y une todas las mezclas revolviendo con movimientos envolventes hasta que la mousse esté hecha.

2.      Buttercream de merengue suizo para preparados de bizcocho Red Velvet

La buttercream de merengue suizo no solo puede ser usado como relleno, sino también como cobertura y por eso, es ideal para la Red Velvet Cake.

Para hacerla, necesitarás de los siguientes ingredientes:

  • 150 gramos de claras de huevo
  • 250 gramos de azúcar normal
  • 350 gramos de mantequilla (a temperatura ambiente)

Para hacerla, a Baño María, coloca en un bol las claras de huevo y revuelve. Bate con el azúcar hasta llegar a los 65 grados (ayúdate con un termómetro de cocina).

Retira del Baño maría y monta las claras hasta que llegue a temperatura ambiente (para saber si está bien, toca el bol por fuera y notarás que no te quemarás). Después, revuelve lentamente y con mucha paciencia. Ve añadiendo los cubitos de mantequilla muy lentamente hasta que se forme la crema.

3.      Glaseado de queso para preparado de tarta de zanahoria

¡La tarta de zanahoria es tan exquisita y adaptable a cualquier situación! Puedes hacerla para un cumpleaños o para una tarde de amigas y no desentonará para nada.

Para hacerlo solo necesitarás un preparado para bizcocho de tarta de zanahoria y los siguientes ingredientes:

  • 240 gramos de mantequilla
  • 600 gramos de azúcar tipo icing sugar
  • 250 gramos de queso crema
  • 2 cucharadas de leche

Comienza tamizando el azúcar. Bate la mantequilla y la leche a una alta velocidad en un robot o con batidora. Una vez esté todo integrado, baja la velocidad y añade el queso crema. Ve subiendo la velocidad nuevamente y bate hasta tener una preparación cremosa y homogénea. Recuerda que cuanto más batas, más cremosa saldrá.

4.      Crema de chocolate blanco para ¡todos los preparados!

¡La crema de chocolate blanco se adapta a todos los sabores de bizcocho! Una variedad del chocolate tradicional pero que queda con todos los colores gracias a que, por ejemplo, puedes teñirlo. Genial, ¿verdad?

  • 250 gramos de mantequilla a temperatura ambiente
  • 250 gramos de azúcar icing sugar
  • 2 cucharadas de leche
  • 150 gramos de chocolate blanco de buena calidad

Para hacerlo, derrite el chocolate a Baño María sin dejar de revolver. Reserva. Mientras tanto, en un bol, tamiza el azúcar y coloca en un robot de cocina con la mantequilla y la leche. Luego, bate a baja velocidad durante 5 minutos hasta tener una crema bien montada.

Incorpora el chocolate cuando este algo frío (pero no duro), y bate unos 2 minutos hasta que tengas un excelente resultado.

5.      Crema pastelera de chocolate para preparado de tarta de chocolate

Chocolate más chocolate es DEFINITIVAMENTE una buena combinación, y por eso, una crema pastelera de chocolate es una excelente opción. Para hacerla necesitarás:

  • 500 cc de leche entera
  • 100 gramos de azúcar
  • 90 gramos de yemas de huevo
  • 45 gramos de maicena
  • 150 gramos de chocolate de leche (cortado en cuadritos muy pequeños)

Para hacerla, coloca la leche en un cazo con la mitad del azúcar y ponla en el fuego hasta que hierva. En un bol aparte, mezcla el azúcar restante con la maicena las yemas de huevo. Bate hasta que todo esté incorporado y de color amarillo clarito.

En un colador, coloca un poco de la leche con azúcar en la mezcla de la maicena y mezcla muy rápido. Después, agrega el resto de la leche. Bate y devuelve la mezcla al cazo para llevarla a fuego alto. ¡no dejes de revolver porque se formarán grumos! Una vez la mezcla se haga espesa, saca del fuego un instante para batir con fuerza hasta que quede lisa y brillante. Vuelve a poner en el fuego hasta que hierva y, después, cocina por 10 segundos más.

Saca del fuego y agrega el chocolate bien cortado. Mezcla hasta que todo se funda y tengas una mezcla homogénea. Después, coloca en un bol bien tapado para que no se forme una capa y enfría.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *